Una vez más trabajamos para vivir una gran experiencia, inolvidable y única: ¡La 3ª edición de Pirene Xtreme Triathlon ya está aquí!

Haciendo que esta aventura sea cada vez más espectacular pero sin olvidar la esencia del primer día, nuestra familia crece: nuevos patrocinadores, nuevos colaboradores, más voluntarios…

Ahora únicamente faltas TÚ. Abrimos pre-inscripciones para cubrir las 50 plazas que hacen que PireneXtri sea diferente.

Del 20 al 27 de Agosto de 2018, por riguroso orden de solicitud, podrás reservar un dorsal para participar el día 01 de Junio de 2019 en nuestra 3ª Edición.

Somos diferentes para personas diferentes.

Quién mejor para describirte lo que puedes vivir, que un atleta que ya ha sentido lo que es esta gran experiencia.

MICHAEL: NACIDO EN ÚBEDA (ESPAÑA), PARTICIPANTE DE LA 2ª EDICIÓN DE PIRENEXTRI. “Llegamos a Cellers con las mariposas en el estómago ante el nerviosismo de qué sería lo que nos encontraríamos, embobados por la majestuosidad de los Pirineos. Llegando al Hotel Terradets, en mitad de la carretera, vemos a David y Sandra (Directores de PireneXtri) haciéndonos señales y empecé a tocar el claxon del coche como un niño: ¡Ya estábamos inmersos en el mundo PireneXtri!
Caminando hacia ellos vimos que no venían solos, venían con su equipo de Staff, que de seguida nos hicieron sentir que ya formábamos parte de una gran familia. Quedaban poco más de 24 horas para entrar en el agua y ya habíamos iniciado una gran aventura.

pirenextri proyecto solidario

26/05/2018: 05:15 am. Entre el frío y la oscuridad completos como en el Pleistoceno, tuvo lugar la ceremonia de inicio a manos de Sandra. Sus palabras me hicieron ser más consciente de lo que iba a vivir, y empecé a notar como cada uno de mis sentidos se ensanchaban hasta alcanzar una sensibilidad exquisita. Entré al agua emocionado, con los ojos vidriosos pero sabiendo que íbamos a escribir la historia de PireneXtri.  En cada brazada, tuve tiempo para ponerme al día conmigo mismo, para pensar y escuchar a mi mente y en el amanecer más precioso que me pudo regalar el Pirineo, me alejé de todo salvo de las distracciones más sencillas. Viví ese momento exactamente como quise, sin obedecer a más necesidades que aquellas impuestas por el agua, la noche y el frío.

En los primeros km de bike tuve un problema de estómago que hizo que el asfalto se endureciera, aún más de lo que ya lo era, en las curvas me hundía literalmente y la montaña una vez más no tuvo piedad, me puso en mi sitio e hizo que con humildad y respeto me postrara ante ella, la montaña manda y no hay que olvidarlo. Cuando me repuse y pude levantar la cabeza vi como el Pirineo se extendía atractivamente de cima en cima. Empezaba a disfrutar del ascenso y de las vistas que me regalaba. No podía evitar la emoción de sentirme como un montañero y percibir esa conexión con la montaña.

Enfundado en mis zapas de trail salí decidido a conquistar la montaña, unos km después fui consciente de que tampoco iba a ser así. La montaña manda y la magia Pirenextri hablaba, así que sin pudor alguno ni vacilación, dejé que la montaña me invadiera o, dicho de otro modo, que venciera a mi superego y me enseñara algo más de lo que ya sabía. Mientras el día iba cayendo y nacía la noche, el frío y la oscuridad empezaron a agotar mi cuerpo poco a poco, la mente se volvía torpe y el sistema nervioso ralentizaba sus respuestas. La ascensión se hacía infinita y silenciosa, rota por los acordes de las piedras que se desprendían bajo mis pies. Fue suficiente adoptar ese ritmo para ser parte de él y que me subiera a la cima.

PireneXtri fue duro, muy duro, pero no podré evitar que se me dibuje una sonrisa cuando piense en Pirene Xtreme Triathlon”

¿Te atreves? Del 20 al 27 de agosto de 2018 tienes un evento especial en tu agenda:

Pre-Inscripciones PireneXtri  50 plazas, 50 oportunidades.

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo..Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email